21 de abril de 2009

No me dejes

Déjame ser un niño asustado,
para buscar tu abrazo y sentirme seguro,
déjame ser un niño con frío
para buscar tu cuerpo y sentir tu calor,
déjame ser un niño perdido
para buscar tu mano y caminar de ella,
déjame ser un niño hambriento
para alimentarme de tus pechos,
déjame ser un niño explorador
para descubrir tu cuerpo,
déjame ser un niño sin sueño
para dormirme con el arrullo de tu voz,
déjame ser un niño que no ha nacido
para obtener la vida de ti,
déjame ser un niño ciego
para que tú me guíes,
déjame ser un niño castigado
para escribir mil veces “te quiero”.
Déjame ser un niño...
Pero no me dejes.


El viejo farero.


No hay comentarios: