23 de abril de 2009

Ojalá.

Ojalá cuando pasees de su mano por las mismas calles que lo hiciste conmigo pierdas el hilo de la conversación mirando cada esquina donde te besé, ojalá cuando lo invites a ese viejo bar se te quede frío tu café y no puedas explicarle que estás pensando en mí.

Ojalá cada vez que beses otros labios tu boca se llene del sabor de los míos, ojalá cada vez que digas "te quiero" tengas que pararte cinco segundos y pensar el nombre que vas a decir para no nombrarme a mi.

Ojalá cada vez que te desnuden busques mi cuerpo para desnudarlo, ojalá cuando miren tu cuerpo desnudo te distraigas buscando en otros ojos mi mirada.

Ojalá cada vez que te hagan el amor cierres los ojos y me veas a mi, ojalá…

Ojalá otros labios borren para siempre mis besos, ojalá mi nombre no sea ni un recuerdo. Ojalá te desnuden y te estremezcas, ojalá te miren desnuda y te veas reflejada en esos ojos.

Ojalá pasees de su mano por las mismas calles y te llene de besos en otras esquinas, ojalá ni mires aquellas en las que yo te besé. Ojalá se te quede frío el café porque has dejado tus manos prisioneras entre las caricias de sus manos.

Ojalá inventes palabras nuevas y olvides las viejas, ojalá que cuando te hagan el amor cierres los ojos y susurres su nombre…

Ojalá supiera que piensas en mí porque me quieres, ojalá supiera que me has olvidado porque te aman y eres feliz.


El viejo farero.

No hay comentarios: