23 de abril de 2009

Un precioso regalo.

No sé si serán los años o que algunas personas tienen un corazón que no les cabe en el pecho, pero me parece estar en cierto modo en Navidades, o en los Reyes Magos... o quizás en agosto, en mi cumpleaños. El caso es que anoche una buena persona me hizo un regalo. Es algo que tiene mucho tiempo de trabajo y mejor gusto. Para mi es precioso, inmensamente grande también, tanto, que me quedo con la dulce sensación de sentirme el destinatario y comparto con vosotros lo que Maite ha hecho.

Os dejo el enlace, si lo copiais en la barra de direcciones, cuando se abra la página vereis en la tercera línea, a la derecha, 3 letras grandes y al lado una casilla para escribirlas, pulsais al lado y vereis que abajo comienza a andar un reloj con cuenta atrás, cuando llega a cero podeís ver el video. Si os gusta la mitad que a mi os gustará muchísimo.
Disfrutadlo... y a ti, Maite, un millón de gracias.

No hay comentarios: