19 de mayo de 2009

El club de los poetas vivos.


Siempre es lo mismo, decía ayer María hablando de la muerte de Mario Benedetti. Cuando muere un actor, cuando fallece un compositor, cuando nos deja para siempre un poeta... Parece que necesitamos perder las cosas para valorarlas, que tiene que morir una persona para que se busquen sus poemas, sus canciones, sus obras. Nos pasa con todo, con la gente famosa, con el amigo que se va, con el puesto de trabajo que teníamos, con el amor que traicionamos. Parece que necesitamos perder para valorar.


Camino del faro las palabras de María revoloteaban en mi cabeza y de repente mis pies comenzaron a desandar el camino y me llevaron, ya casi de noche, de nuevo al bar de María. Hacía tiempo que no veía encenderse el faro desde fuera del faro, hacía tiempo que la noche no me sorprendía a solas con ella en su bar. Le ayudé a cerrar y después estuvimos casi sin hablar en su cocina. No quiero esperar a perderla para saber cuanto vale esta mujer en mi vida, no quiero que su imagen sea un recuerdo para saber cuanto la amo, y me acerco a ella, y la abrazo, y le digo en un susurro que la quiero, que la amo. -Deberíamos formar el club de los poetas vivos, María, para disfrutarlos mientras lo están- Y ella asienta con la cabeza, y me toma de la mano, y con su paso lento me marca el camino de su dormitorio.


10 comentarios:

Sakkarah dijo...

Cuánta razón...Valoramos todo más cuando está perdido.

Aunque yo a Benedetti, siempre le he valorado, era uno de mis poetas preferidos.

Muy bonito tu escrito.

Un montón de besos.

HOMERO dijo...

Cuando se sabe allí; cuando se tiene allí: Nadie se preocupa en buscarlo. Pareciera que el atesorar solo tiene sentido pasivo y en forma pretérita. Hagamos un club de poetas vivos; así es amigo farero. Un abrazo. H.

El viejo farero dijo...

SAKKARAH: Supongo que será propio del ser humano eso de tener que perder las cosas para valorarlas, una pena.

Un beso madrileña preferida... ó dos.

HOMERO: ¡Que alegría verte por el faro! Tal vez sea eso, la (supuesta) seguridad de tenerlo lo que parece quitarle valor a las cosas, pero al final toda pasa y cuando ha pasado es cuando vemos cuanto valía. Es que no aprendemos.
Lo de fundar el club de los poetas vivos lo vamos a hacer propuesta oficial a los campañeros de blog, ¿Que te parece?
Un abrazo.

Espartaco dijo...

Me parece una excelente propuesta mi querido amigo farero. Como ves; he recuperado mi nick y blog originario "La ventana de mi alma". Recién descubrí que hay una herramienta en esta plataforma para darle seguimiento a las actualizaciones de los blogs que sigues, incluso visible en tu blog. Me parece maravilloso. Por supuesto, ya te he agregado. Estoy arreglando la casita así que puedes acomodarte donde gustes. Un abrazo. E.

HOMERO dijo...

Viejofarero: En serio, si la idea que tienes en mente es fundar una especie de Foro Literario; retomando la mejor experiencia conocida, puedes contar conmigo incondicionalmente. Para evitar disociadores, trolls, spamner y demás sujetos que se especializan en destruir hermandades blogueras es recomendable dar a conocer reglas claras de convivencia y regular el ingreso a la red (o foro) solo para personas registradas debidamente (con nick o con su nombre verdadero) y previa aprobación por parte del Administrador. Bueno, esto son solo algunas ideas. Un abrazo y espero noticias tuyas. H.

Anónimo dijo...

Muy buenas esas ideas, Homero. Siempre he creído que el anonimato solo esconde cobardía.

Espero que si os animais, me permitais leeros (poco mas podría hacer) :)

Farero... esa nostalgia !!! ;)

Saludos. She

Anónimo dijo...

Muy cierto, farero... Los días que pasan, no vuelven nunca... Las cosas valiosas que perdemos, sobre todo las más valiosas, una vez perdidas, es casi imposible recuperarlas... Y lo peor de todo es que eso suele pasarnos a todos los humanos no una vez, ni dos, sino muchas más... No aprendemos, no...

Un beso fugaz, como las perseidas, para vos, farero...

El viejo farero dijo...

ESPARTACO: Gracias por tu invitación, ya tenemos un camino que une tu casa y mi faro. Y sobre el tema del club pués ya ves al amigo Homero, completamente decidido a ello.

Un abrazo desde Andalucía.


HOMERO: Seguimos en contacto para darle forma a la idea, seguro que entre todos lo hacemos realidad. Un abrazo.


SHE: No solamente te dejaremos que nos leas sino que te pediremos que participes, tendremos el mejor grupo, sobre todo si prima la amistad. Un beso.

ANONIMO: Me gusta ese "casi" que has colocado, porque, igual que en la vida real, deja abierta una puerta a una segunda opción, a un septiembre recuperador, ya sabes lo que decía mi amiga Maite: al final todo acaba bien...
Otro beso para usted.

yo misma dijo...

Son ciertas las palabras de María”Parece que necesitamos perder para valorar”.
Si gracias a ella nace un pequeño sitio donde puedan escribir los poetas vivos no te olvides de mi, cuentas con mi apoyo.

No te olvides nunca de María ella es la musa de tu inspiración.

Besos
Yo.misma

El viejo farero dijo...

María es una mujer a la que la vida le ha enseñado muchos cosas. Por otro lado, si el club deja de ser una idea para hacerse realidad no dudes que serás invitada a formar parte de él.

Un beso.