14 de junio de 2009

Tony Meléndez.


Tenía pensado cambiar mañana lunes el vídeo de la semana y dejar uno sobre mi ciudad, pero hoy una buena amiga me ha mandado un correo con un enlace, éste será el que os deje durante los próximos días. Posiblemente algunos de vosotros ya conozcáis el vídeo y la historia, pero para mi es algo nuevo, por lo que ha sido todo un descubrimiento.
El protagonista hace referencia constante a Dios pero, independientemente de que seamos o no creyentes, Tony, que así se llama, nos demuestra que hay que luchar, que no vale darse por vencido a la primera de cambio, ciertamente después de verlo tendríamos que plantearnos si de verdad no podemos hacer algo antes de decirlo y tirar la toalla.
No es fácil hablar sobre este hombre y sobre el mensaje que su actitud ante la vida nos manda, creo que lo mejor es que veáis el vídeo y saquéis vuestras propias conclusiones.

Como siempre, apagad la música del blog al final de la página para oir bien el vídeo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No conocia esta historia tan hermosa de superacion tan hermosa, gracias por compartirla con tod@s nosotros viejo farero.

bikiños eloisse

Mil_Rosas dijo...

Saber que se puede, querer que se pueda... Eso es superación personal, y lo demás... es cuento... Preciosa lección de vida, tomo nota para cuando me den tentaciones de caer en el automartirio y la autocompasión...
Por cierto, me encanta el banco en San Sebastián; transmite calma, invita a soñar... así que, con vuestro permiso, me lo he guardado...
Mi beso, caballero...

El farero dijo...

Ya ves ELOISSE, de cualquier persona podemos aprender cosas verdaderamente importantes y valiosas.
Un beso.

MIL_ROSAS, todos deberíamos aprender de este hombre y no dejarnos vencer tan pronto.
¿Te has guardado la foto? ¿con mi persmiso? Jo, tendré que empezar a anotar las cosas que consiento, esta memoria mía cada día anda peor. Venga, un beso antes que se me olvide.

Sakkarah dijo...

Hay se ve la fuerza que da el amar la vida, el seguir los sueños, el tener coraje...

Un beso muy grande.

El viejo farero dijo...

Pues si Sakk, y el ejemplo que es su actitud ante la vida para los demás, que muchas veces nos dejamos vencer por tonterías. A partir de ahora habrá que acordarse de Tony cada vez que estemos a punto de dar algo por perdido.

Un beso... o dos.