3 de julio de 2009

Sastres, escaparates, blogs y parásitos.


Presume de tener un escaparate lleno de trajes, chaquetas, camisas, pantalones y faldas único, sin igual. Hay en la ciudad otras tiendas con otros escaparates, pero en ninguno hay tanta variedad de prendas como en el suyo.

Alguna vez, paseando, he visto una puertecilla abierta y me he asomado a verles trabajar, dibujando, haciendo trazos, eligiendo telas… más tarde en el mismo taller cortan, cosen, confeccionan lo que ellos mismos diseñan. Después, una vez terminado, los he visto exponer su trabajo en el escaparate. Hay quien pasa de largo sin mirar, quien echa una rápida ojeada sin más. Hay también quien se detiene delante de la luna de cristal y después sigue su camino porque lo que ve no le atrae, y quienes pasan cada tarde por la misma calle, por la misma acera, y se detienen delante del escaparate para disfrutar viendo el trabajo que ellos hicieron. Incluso alguna persona abre la puerta y casi sin entrar los saluda y les hace algún comentario que ellos toman como un halago.

En estas aceras llenas de tiendas cada escaparate expone algo concreto, unos vestidos, otros camisas, alguno tres o cuatro tipos de prendas diferentes, pero todos tienen una cosa en común: son obras suyas. El suyo en cambio es diferente, en el suyo puede verse de todo, pero nada es de él, nada ha salido de su mente ni de su corazón. Él no utiliza patrones, ni elige telas, ni se inventa formas nuevas. No combina colores ni crea estilos, no usa lápices de cera ni metros, ni tijeras. Su única herramienta de trabajo es una pequeña cámara digital. Con ella sale cada día y se detiene delante de los demás escaparates. Nadie puede prohibirle que lo haga, están las prendas diseñadas a la vista de todo el mundo, expuestas, en todos los sentidos. Es cuestión de ética, de principios, de valores, pero él posiblemente no entienda de eso.

Después viene la otra parte de su trabajo, copiar el de los demás y exponerlo en su escaparate. Eso sí, algunas veces, debajo del vestido, de la camisa, del pantalón, pone un pequeño letrero donde dice quien es el verdadero autor del diseño, de quien es el trabajo, a quien se lo ha copiado. Tiene un bonito escaparate, único, lleno de bonitas prendas... todas ajenas.


10 comentarios:

mar dijo...

Vaya viendolo asi deberia de pensar que mis blogs son de escaparate pues en uno recito poemas de grandes poetas(no son mios salvo alguno) y en el otro reflexiones que encuentro en la red(aunque poniendo su procedencia o si no la conociera pongo autor desconocido,nunca me cuelgo galones diciendo que son mias)....pero segun lo que has dicho ¿deberia de considelarlos escparates? me has dejado con la duda..
Un besito y una estrella.
Mar

emma dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que planteas. Todos tomamos referencias, pero de ahí a copiar todos los textos...esos blogs creo que no tienen mucho sentido no?
un saludo

Mar__ dijo...

Estoy contigo y con emma.El blog es algo personal,y si todo el trabajo te lo hacen otros no tiene mucho sentido,no.

Muy buena la historia.

Muchos besos y un abrazo Farero.
1
3

yo.misma.58 dijo...

Un Blog es tu ventana, la ventana de tu casa donde invitas a los demas a saborear tu café con unas pastas echas por tí.
No invitas a tomar un helado prefrabicado eso se compra con dinero, no es tuyo, pudes informar de los productos que hay en los mercados, orientar a tus amigos con alguna información, siempre haciendo sabedor del origen del producto.
Pero de ahí a copiar hay un paso muy grande, no es ético.

Besos

El viejo farero, dijo...

MAR: Yo hablo de sastres, de escaparates donde se exponen prendas, la palabra blog solamente aparece en el título y la imagen hace referecnia a copiar y pegar pero sin decir qué. evidentemente hablo de blogs y tú lo has captado bien. En este sentido tu blog y todos los demás blogs son escaparates, la única diferencia entre unos y otros es aquello que se expone. Tú, al menos, pones voz a los poemas, yo me refiero a las personas que simplemente copian lo que otros han creado y se hacen un blog al que no aportan abosultamente nada suyo. ¿Llamarías a eso un blog personal? ¿Que tendría de personal, de original, de auténtico? Hay famosos en todos los campos a los que otras personas imitan, pero quien lo hace no deja de ser eso, un imitador.

Un blog debe ser algo más que copiar y pegar, por mucho que se ponga el nombre de la persona a quien copiamos.
Un beso.
ENMA: Cierto, todos copiamos algo, una imagen, una frase... pero aportamos cosas nuevas, ideas, pensamientos, expresiones, poemas, historias... otra cosa muy distinta es copiar y pegar sin más.
Un beso, y felicidades por tu blog.

emma dijo...

Hola,
por supuesto puedes enlazarlo, yo haré lo propio.
Un abrazo y también enhorabuena!

El viejo farero, dijo...

MAR_ : La verdad es que no termino de ver donde está el valor y el sentido de blogs así. ¿Para que quieres decir lo que otros ya han dicho?
sería más lógico decir lo que piensas tú, lo que sientes, aunque la manera de hacerlo sea otra.

Besos. 13.

YO.MISMA: Buena comparación, sería una alegría ver a más gente haciendo café y pastas, les salgan como les salgan, pero hechas por ellas.

Un beso para ti y un abrazo para Toy.

Fernando dijo...

Estimado amigo: has señalado con precisión los únicos 2 tipos de caramancheles que hay en la blogosfera. Llenas de cosas, propias y ajenas. Un abrazo. FS.

El viejo farero, dijo...

Gracias Fernando por tu visita, yo acabo de pasar por el tuyo, tu continente es un lugar que siempre me ha atraído, prometo visitarte con frecuencia.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

now I see it..