28 de abril de 2010

Plantas nuevas.


Esta mañana, arrancando esas hierbas que nacen y crecen sin ser sembradas en las macetas y que en el fondo siempre están ahí me acordé de María. En verdad no hace falta que arranque hierbas, ni que vea su fotografía para pensar en ella, pero hoy, al ver mis manos llenas de tierra removida su imagen vino, una vez más, sin previo aviso a mi mente y ahí se ha quedado hasta que el sonido del teléfono nos ha asustado a los dos: su imagen ha salido volando como un pájaro que oye un golpe y yo me he enfadado al oir la voz de una persona de otra parte del mundo que pretendía hacerme una oferta para cambiar de compañía y he cortado la llamada esperando que su imagen regresase.

Aquel día María parecía un poco una de esas mujeres que salen en las películas yanquis, con su pantalón vaquero arrodillada en la hierba, con sus guantes llenos de tierra, sus tijeras, su pequeña pala, su rastrillo... A su lado un montón de tierra, otro de plantas arrancadas, de raíces... Me vio acercarme sonriendo y me avisó de que mejor no dijese nada, y cuando me explicó lo que hacía la entendí: -Voy a plantar estas flores, pero antes tengo que quitar las plantas antiguas, enteritas, vaciar la maceta, sacar cada raíz que tenían, las posibles semillas... Esto, farero, es como los amores, para que crezca uno nuevo antes hay que quitar las raíces del anterior, no solamente las hojas y las flores, sino las raices; si no el día menos pensado puede convertirse en una mala hierba que termine ahogando al nuevo.

Vuelvo a mirar mis manos llenas de tierra y las macetas en las que ya no se ven las hierbas que nacen y crecen sin haberlas plantado. Y me enfrasco en más jaleo, y empiezo a sacar toda la tierra de las macetas, a quitar las raices, la semillas que no quiero que sigan creciendo; y María, sonriendo, me mira desde todas partes: desde mis recuerdos, desde mi corazón, desde las plantas que vuelvo a enterrar hasta la mitad en una tierra limpia de malas hierbas...


11 comentarios:

Ingrid a los 26 dijo...

Farero, no sabes cómo te entiendo...
quita bien las raíces: María tenía razón, como mi padre y mi abuela.
Un abrazo desde estos faros.

Mar__ dijo...

Es que cuando una planta no agarra bien desde el principio es mejor arrancarla y plantar una nueva,que seguro que si lo hace.

Me encanta esa forma que tiene Maria de explicar las cosas.

Besos Farero

(Esperaba ver un semillero) : P

Anónimo dijo...

Tienes el don de hacerme ver con una tremenda claridad cosas que nunca me había planteado; No tengo macetas en casa, pero haré caso a María y limpiaré cierto tiesto de raices.
Un beso, y gracias por estas enseñanzas.

M.A.

Isabel dijo...

La tierra, y la vida siempre nos van exigiendo numerosos cuidados para ser productivas. La buena semilla,la tierra fértil,las manos sabias del cuidador,el aporte justo de nutrientes hacen que después nos sintamos orgullosos del fruto de nuestro trabajo.

Que la nueva plantación te genere una "cosecha" siempre especial.
Me ha encantado la metáfora.Un abrazo.

@>->---

:-)

osane dijo...

Me he emocionado Farero, me caen lágrimas y es que creo entenderte muy bien.
Yo tengo que arrancar un montón de raíces,hay mas raices que tierra y cada día que pasa surge una nueva excusa para no hacerlo.
Tampoco quiero plantar nuevas plantas. Decididamente la jardinería no es lo mío. Soy jardinera de un sol arbusto.
Un abrazo
Un beso grande.

TriniReina dijo...

Pero, las malas hierbas son tan fuertes, tan prolíficas...

Espero que lo consiga y creo, que con el sueño de María cerca, tal vez lo haga.

Abrazos

Sakkarah dijo...

Qué manera tan sencilla, tan bonita, y tan gr´fica de describir, y que nostalgia tan llena de belleza.

Muchos besos.

El viejo farero dijo...

INGRID: Te contaré un secreto que es cierto: Cada dos por tres, en la azotea, quito esas yerbitas que van naciendo en las macetas y cada invierno hago limpieza general de raices y semillas. La gente mayor sabe bien lo que dice.
Un beso desde el Sur de España.

MAR_: Es que María gusta a casi cualquiera, es una mujer inteligente y sensible.
Es posible que la imagen del semillero quedase bien, pero bueno, esas manos mimando la planta tampoco está mal. Besos también para ti.

M.A. Gracias a ti por tus palabras y por dedicar unos minutos de tu tiempo a este faro. Es cierto, hay "tiestos" en los que de vez en cuando es bueno hacer limpieza de raices. Y si las cosas de María te sirven de algo yo me alegro. Un Beso.

ISABEL: Muchas veces hay cosas que tiran por tierra toda esa dedicación pero en todo caso, en lugar de ser desaliento debemos tomarlo como un nuevo reto. Estamos en plena primavera y seguro, seguro, que nacerán plantas preciosas. Un beso.

OSANE: Plantar nuevas plantas no es necesario, quitar las raices de las malas hierbas si. Espero que uno de estos días me digas que tienes las manos llenos de esa tierra y un saco lleno de raices que has arrancado para tirar.
Un beso desde Andalucía.

TRINI: Si, crecen más de la cuenta esas hierbas, pero ellas no saben lo terco que puedo llegar a ser; además, está María.
Un beso paisana.

SAKKARAH: Eres un cielo, así que lo único que te voy a decir es que te quiero un montón. Cuídate, gente como tú no abunda y yo soy un egoísta.
Un beso... o dos.

galerna dijo...

Y como se sabe si una hierba es mala?
Besos Farero

El viejo farero dijo...

Pocas cosas hay más fáciles en este mundo: Las malas hierbas son aquellas que crecen sin haberlas sembrado y que no queremos tenerlas. Espero que en "tus macetas" existan las menos posibles.
Un beso.

Ingrid a los 26 dijo...

gracias farero...por tus consejos!