17 de mayo de 2010

La cocina del farero. (Allende)


Hoy os dejo una manera muy particular de ver este blog. En principio podía ser un comentario a la entrada en la que celebrábamos el primer aniversario en esta nueva dirección, pero creo que estas letras de la amiga Allende se merecen ir como una entrada independiente.

Esta presentación es muy breve, justo lo contrario que mi agradecimiento a Allende por sus palabras, que es inmenso.


LA COCINA DEL FARERO.


El azar me hizo tropezar un buen día con un farero que hablaba con pasión de los faros y contaba preciosas historias sobre ellos. También me habló de un blog que tenía y amablemente me invitó a visitarlo.

La chispa de mi curiosidad se encendió y decidí entrar a leer lo que en él se cocía. Robándole tiempo al tiempo fui adentrándome en historias, vivencias y opiniones propias y ajenas haciéndolas un poco mías, así como temas "sociales y políticos", sin dejarme indiferente nada de lo leído. Sírvame el momento y lugar para felicitar al conductor del mismo por la lucidez y coherencia mantenida en todos y cada uno de los temas tratados.

Mi condición de demócrata me hace respetar "sin compartir" opinión y pensamiento que no vaya parejo al mío propio, pero debo reconocer que si la trayectoria hubiera sido distinta mis pasos se hubieran detenido en el umbral de la puerta y la chispa de la curiosidad se habría apagado. Ésto, unido a lo ya dicho me ha hecho pasar muchos y buenos momentos husmeando lo que se cocinaba en las perolas de esta cocina donde las palabras se aliñan y condimentan para disfrute de los sentidos de todos los que a ella nos asomamos.

Mis felicitaciones a las instaladoras que hicieron posible la puesta en marcha de tan singular cocina y al cocinero que a fuego lento y cariño como principal ingrediente nos elabora tan suculentos platos para deleite de los comensales que a ella acudimos para alimentar nuestro intelecto y alegrar nuestros corazones.

Allende.



2 comentarios:

osane dijo...

Sabias palabras que comparto.
Saludos

Aixa dijo...

Las dos, entramos de la mano a este faro, que lleno momentos de soledad con sus bonitas historias... y jamas habria sabido exponer con tanto cariño como tu lo hiciste, el agradecimiento a nuestro amigo farero por hacernos participes de ellas... sigue llenando renglones, paginas, de tu sentir y tu sensibilidad, deja que el mundo se alimente de ellos... tus palabras saben llegar a lo mas profundo.