3 de julio de 2010

Salsa agridulce.


Es de esas cosas que por un lado te dejan mal sabor de boca y por otro te pintan cierta sonrisa de satisfacción en la cara. Ayer Brasil y hoy Argentina, dos selecciones a las que admiro y que dejan el mundial de fútbol y dos pueblos a los que tengo mucho cariño.

Hoy en España cientos de miles de españoles, al igual que yo, lamentarán la eliminación de Argentina y compartirán la desilusión de los argentinos casi como propia. Pero esos mismos cientos de miles de españoles muy posiblemente, al igual que yo, sentirán cierta alegría por ver a Maradona fuera del mundial. No se puede ser tan déspota, tan chulo y mostrar tanto desprecio por los demás. Y si se es hay que aceptar las consecuencias, como que medio mundo se alegre de esta eliminación simplemente por él.

Hoy no ha habido mano de Dios. Hoy muchos lamentamos que Argentina esté en la calle. Hoy, muchos, nos alegramos del fracaso de un bocazas llamado Maradona.

Un saludo a todos los amigos argentinos que visitan este faro. No pasa nada, es solamente fútbol.


8 comentarios:

osane dijo...

Aunque no me gusta el futbol a mi me hubiera encantado una final Argentina-España.
Coincido contigo en lo de Maradona.
Un beso

Inés dijo...

Felicitaciones por el triunfo de España.
Tendrás razón en lo de bocazas, pero para los argentinos Maradona será siempre "el Diego" querido, y junto a Messi, dos de los mejores zurdos de todos los tiempos.
No es bueno hacer leña del árbol caído.
Saludos

Isabel dijo...

Siempre es duro perder una batalla,pero me gusta cuando se hace con dignidad.
Cuanto mayor es el ruido del carruaje más vacio está,amigo...
Mejor limitarse a lo que uno sabe hacer y, a veces,lo más difícil es saber callarse.

De todos modos, qué grandes jugadores todos; me quito el sombrero...

Un abrazo.:-)

galerna dijo...

Yo, como el Farero siento la eliminación de Argentina, pais que conozco y al que tengo mucho cariño.
Pero para dirigir algo,sea un pais, una selección de futbol o cualquier otra cosa que nos represente hay que saber escoger las personas, y Maradona,maravilloso jugador en otro tiempo ha perdido el norte, al menos eso me parece a mi.
Creo que Argentina se merece un seleccionador que sepa medir las palabras que dice.
Y lo digo desde la tristeza que me produce ver un ídolo caido,
Saludos.

Mar__ dijo...

Esta claro que una selección como la de Argentina no se merecía perder,pero este hombre sin duda si, por prepotente y bocazas. Tanto le han dicho que era dios que se lo ha creído.

Muy bueno Farero

El viejo farero dijo...

Dicen que una mentira se convierte en verdad a fuerza de repetirla, a Maradona con eso de ser un dios le ha pasado algo parecido pero ya ves, algunas veces es verdad eso de que el tiempo termina poniendo a cada cual en su sitio.

Un beso.

Común dijo...

........fue doloroso................

El viejo farero dijo...

Lo siento sinceramente por los argentinos. Vendrán tiempo mejores, ya verás.

Un saludo.