13 de agosto de 2010

Mora que en mi casa mora...


Decía el rey Alfonso en "La venganza de don Mendo":

Prueba, mora, lo que dices,
y si no logras probarlo,
el verdugo tu cabeza
cortará de un solo tajo.


No es que se tenga que cortar la cabeza a nadie, lo que ocurre es que cuando se acusa hay que demostrarlo.

A quien Fernando hacía esta advertencia era una mora. Hoy en día son otros los marroquíes que acusan mientras su gobierno hace la vista la gorda, pero a diferencia de aquel rey de la obra de Pedro Muñoz Seca nuestro rey actual llama a Marruecos y pretende arreglar el tema con una charlita. Poca cuenta le echó el rey de aquel país a la vista de los hechos.

Tampoco el gobierno español deja las cosas tan claras como hacía Don Fernando. Hay que dialogar, mantener buenas relaciones con Marruecos que para eso es un vecino ideal; y si no que se lo pregunten a los marineros y a los agricultores españoles.

Se quejan de malos tratos. Yo he atravesado España en verano y he visto en las autovías zonas de descanso con duchas, juegos para niños... El resto del año, cuando los marroquíes no atraviesan nuestro país de norte a sur y de sur a norte, están cerradas. Se ve que los españoles somos diferentes y no necesitamos descansar ni nuestros críos relajarse jugando.

Ahora nos cierran una frontera y cortan el suministro a Melilla. El suministro de productos de Marruecos; y es que seguramente suministrar a estas dos ciudades españolas desde la península es algo impensable e imposible.

Yo creo que a este gobierno le sobra palabrería en muchos campos y anda cortito de otras cosas. Además, es un gobierno incapaz de hacer algo tan español como una tortilla: Le faltan los ingredientes principales.

2 comentarios:

Susana Terrados Sánchez dijo...

Di que sí, "las cosas claras y el chocolate espeso", como dice el refran.
Es una pena que se llegue a estos extremos. Y ¿ahora qué?, ¿quién mueve pieza?
Totalmente de acuerdo contigo.
Saludos farero.

El viejo farero dijo...

Gracias por tu comentario, alegra saber que no es uno el único que piensa asi.

Un saludo Susana.