16 de mayo de 2011

Mil disculpas.

Para que funcione un blog han de ocurrir dos cosas: Que quien  lo lleva deje cosas con cierta frecuencia y que otras personas entren de vez en cuando y las lean.  De un tiempo a esta parte algunas circunstancias de la vida real, la de cada día, me han superado, me han robado (y me siguen robando) más de la mitad de mi tiempo; a la otra  parte que me queda libre llego cansado y desanimado, sin ganas  ni ambiente para algunas cosas. Escribir aquí es una de ellas.

Gracias a quienes todos estos días atrás habéis seguido entrando al faro a pesar de no haber nada nuevo desde hace muchos días. A partir de hoy intentaré recuperar un poco de esa normalidad a la que no damos valor, cómo a tantas cosas, hasta que la perdemos.  

De momento la vida me gana por 2-0, pero el partido no ha terminado. Ni siquiera ha llegado al descanso.


Saludos desde el faro.

El viejo farero.

10 comentarios:

TriniReina dijo...

Sí, cuando la perdemos...
Por eso suelo decir que amo la rutina, porque, en mi caso al menos, salir de ella es ir a peor...

Espero que se estabilice tu vida pronto y que ganes el partido:)

Abrazo

PD: Imagino que recibiste eso, no?

Belén Menéndez Solar dijo...

Me ha emocionado tu blog. Felicidades de una amante de los los faros. Un beso desde Asturias.

Susana Terrados dijo...

Gracias por compartir, aún en momentos así. Será un placer esperarte para volverte a leer.
Un saludo y todo mis cariño.

Susana Inés Nicolini dijo...

En éste momento (mientras te leo) se mezcla la música de mi "extrangótica" y de tu faro. Vieras (mas bien oyeras)lo bien que suena. Cosas raras que se dan en el internet.
A todos nos pasa, en ocasiones, lo que a vos. Pero resistiremos pese a todo. Te entiendo perfectamente. Aquí estaremos esperándote.
Un abrazo y mi cariño, desde Ciudad de Buenos Aires

simply blue dijo...

Te comprendo amigo farero, a mi me pasa a veces. Escribir todos los días a veces es complicado, las circunstancias nos superan, la falta de tiempo, nuestro ajeatreado día a día, la falta de motivación, mil cosas....pero son pequeños paréntesis, intervalos, pausas y silencios en esta charla entre amigos, por otra parte normales y hasta necesarias de vez en cuando.
La luz del faro, no importa si tenue, sigue ahí.
Nos seguimos leyendo de faro a faro. Un beso.

Galerna dijo...

Hola farero muy buenas noches.
Que significa perder un partido? o dos,o quiza tres,lo importante es ganar la liga y eso lo conseguis los constantes,los que no os dejais vencer,los luchadores...
La temporada es muy larga y da tiempo a recuperar esos partidos perdidos.
Sabes que soy bruja y lo veo en mi bola de cristal que curiosamente la encontré un dia flotando en el mar.
Muchos besos

El viejo farero dijo...

TRINI: Algunas veces no es nada fácil seguir adelante, pero no nos queda otra, así que seguiremos jugando a ver como acaba el partido. A ti te deseo la más tranquila y bonita de las rutinas. Ah, y sí, me llegó, muchas gracias.
Un beso.

BELÉN: Bienvenida. Ya somos dos los enamorados de los faros, yo, además, también de tu tierra.
Un beso desde Andalucía.

SUSANA: Es una mala racha, se presenta larga, pero todo acaba. Y por supuesto que seguiremos aquí, aunque sea a intervalos.
Un beso.

SUSANA INES: Tendré que probar a oír esa rebujina entre la música de tu blog y la de este faro y tendré (no queda otra) que seguir adelante. Dicen que lo que no mata nos hace fuerte, a ver si es cierto.
Un beso desde Andalucía.

SIMPLY BLUE: Cierto, todo esto es un poco como la luz de los faros: no siempre se ve, pero siempre vuelve.
Un beso desde el mío.

GALERNA:Te voy a creer porque eres bruja, y si la bola estaba en el mar más motivo, así que tampoco pasará nada si se pierde éste; como muy bien dices lo importante es la liga, y de esa aún queda mucha.
Un beso y un abrazo.

Anónimo dijo...

Una batalla no se debe de dar por perdida mientras queden ganas d luchar y tú has demostrado ser un luchador, igue luchando al final siempre llega la recompesa merecida.

cuidate mucho ,hoy obtendré tu libro y seré feliz mientras lo leo


besos, ánimo

Lourdes dijo...

Te comprendo perfectamente, la rutina no implica monotonia.
La vida real nos supera con creces la mayoria de las veces.Solo deseo que tengas fuerzas para establecer una nueva rutina que de sentido a tu vida.

Yo seguire leyendo tus post, aunque tardes tiempo en traerlos.
Un beso

El viejo farero dijo...

LOURDES: La vida muchas veces es injusta o, al menos, se pasa un poco con su crueldad, tú también lo sabes, pero también es verdad que al final no nos queda otra que seguir adelante e intentar superar estas rachas. Gracias por seguir ahí.
Un beso.

ANÓNIMO: Me alegraría saber que eres feliz leyendo el libro, igual que me gustaría saber dos cosas: Quién eres y cómo piensas conseguir el libro.
Un saludo.