30 de septiembre de 2011

Somos diferentes.

Posiblemente el señor Mas no entienda a algunos niños andaluces cuando hablan en castellano. A él, las pocas veces que habla español tampoco es fácil seguirle siempre porque deja de fondo un acento catalán del que supongo se siente orgulloso; tan orgulloso como nos sentimos los andaluces de ser andaluces y de hablar en andaluz. 

No nos quita el sueño a los andaluces que personas como el señor Más no nos entiendan algunas veces, nos duele, eso sí, que desprecie de esta manera a los niños, no por ser andaluces o gallegos, sino por ser niños.  

A mi, señor Mas, me encanta oir a los niños de mi tierra hablar con acento de mi tierra.  A usted igual no le cuesta entenderlos, simplemente no le gusta oírlos hablar porque no hablan en catalán. 

Al final, a pesar de ser todos españoles, usted incluído le guste o no le guste, somos diferentes unos y otros. Entre usted y los niños de Sevilla hay una diferencia abismal: Mis paisanitos hablen mejor o peor el castellano, tienen clase, usted no.

"Déjame hablar como quiera,
que me exprese a mi manera,
lo mismo que lo haces tú.
Habla tú como prefieras 
que yo hablaré en andaluz".



Saludos desde Andalucía.

6 comentarios:

simply blue dijo...

Amigo farero:

qué esperar de semejante personajillo, por él y comentarios como este es que se nos revuelve el estómago de asco. Yo hace tiempo que lo tengo como personajillo non grato.
Hay algo que nos une a millones y millones en España y fuera de la península, un idioma rico y precioso, con diferentes acentos si, pero nos une, nos hace entendernos, comunicarnos, compartir, crear vínculos y crear lazos de amistad, y eso jo...a algunos y mucho porque somos muchos.

un saludo desde mi faro.

Elena dijo...

"Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y de un huerto claro donde madura el limonero"

Quizas este hombre olvida que andaluces y andaluzas ayudaron a crear la "Cataluña" donde él vive.
Quizas este hombre este harto de escuchar a andaluces que, estando allí años y años se niegan a perder su acento.
Quizas esto le fastidie tanto que haya pensado que ridiculizandolo y condenando publicamente su orígen la gente cambie, al fin y al cabo es un político y entra en el sueldo calentar a las masas y permitirse licencias para todo.

Todo esto es quizas, lo que sí es seguro es que este hombre es un impresentable, irresponsable y...un mierda.

Amigo farero, disculpa mi lenguaje.

Isabel dijo...

Encantada de leerte, en todos los sentidos.
Si me permites lo comparto en Facebook con los amigos.
Mis saludos,buen farero andaluz.:-)
Te sigo leyendo...

Susana Inés Nicolini dijo...

No voy a agregar nada a lo dicho por ustedes mismos, andaluces de sangre. Pero desde mi Ciudad de Buenos Aires, hace un tiempo, le he rendido homenaje a lo andaluz. Me gustaría que lo leyeran.

http://gitanosverdes.blogspot.com/2011/06/por-lo-jondo.html

Y a Mas, no olviden que Mas por Mas es siempre Menos.
Un abrazo desde Ciudad de Buenos Aires

PD: Paco, Farero...me encantaron los versos del final del post. ¿Me los prestas? ;)

El viejo farero dijo...

SIMPLY BLUE: Ya ves, hay quienes de los idiomas en lugar de hacer un punto de unión hacen una frontera. Peor para ellos.
Un beso desde el Sur.

ELENA: Que pena que el autor de esos versos tuviese que abandonar su tierra, por cuestiones diferentes, pero como tantos otros andaluces. Y nosotros, los andaluces, no necesitamos ofender a nadie para sentirnos superiores. No lo somos, como tampoco no es nadie por tener un idioma diferente.
Un abrazo.

ISABEL: Por supuesto que puedes compartirlo, te agradezco que lo hagas.

Un saludo.

SUSANA: En cuanto cierre esto de las respuestas me paso a verlo.
Un beso y un abrazo desde Andalucía.

RChS dijo...

Y es que Mas a lo mejor no sabe que lo mas importante es lo que se quiere transmitir no como se dice, ni en que idioma o dialecto.

Saludos desde Marruecos,
RChS