18 de junio de 2012

70.000 veces gracias.

Han pasado ya más de 3 años desde que a finales de abril de 2.009 mi querida amiga Mar se puso  a hacer aquella mudanza de escritos, imágenes y más escritos y se trajo, ella sola, todo aquello a este faro, un trabajo que nunca podré agradecerle en su justa medida porque además ella lo pintó con estos colores y le dio las luces y la música que nos acompaña. Incluso llevó, en la sombra y sin darle la menor importancia a lo que hacía, el mantenimiento de este blog.

Anoche, después de estos poco más de 3 años, alguien entró al faro. No sé quien sería, ocurrió casi de madrugada, pero su visita fue la número 70.000. Para muchos blogs este número será irrisorio, para otros una meta casi inalcanzable, para mi, que no aspiro a batir ningún récord ni a competir con nadie y que las visitas son regalos, es una alegría.  Es una alegría porque mi intención es compartir, ofrecer un poquito de mí mismo. Si esto fuese un faro de verdad esas 70.000 visitas serían otros tantos barcos que han pasado cerca, que se han detenido un momento y que han dejado una estela en el mar, a los pies de la torre. Unos han ido volviendo con frecuencia, otros pasaron y siguieron su rumbo, otros llegan por primera vez... pero todos me han hecho el regalo de aceptar mi regalo:las fotografías que hice y después dejé aquí, mis palabras, mis ideas unas veces y mis sentimientos otras. 

Mi más sincero agradecimiento a cada persona que durante este tiempo me ha dignado con su visita, a quienes habéis dejado un comentario, unas palabras de apoyo. ¿De qué sirve escribir si nadie te lee?  El blog es, en cierto modo, un faro que emite su luz particular en forma de palabras y, de la misma manera que los faros de verdad no saben qué barco recibe su luz este otro faro no sabe a quién llegan sus letras, ni siquiera sabe si llegan cada vez que las manda. Por eso este número de visitas es una alegría inmensa.

Gracias a todos...  70.000 veces gracias.


El viejo farero.

4 comentarios:

Isabel dijo...

Mi enhorabuena,farero...Bien merecidas todas esas visitas y es que atracar en tu luminoso puerto siempre fue,es y será un grato placer...
Mis saludos. :-)

Huelquén dijo...

Felicidades farero, tus escritos son una luz para aquellos que navegamos muchas veces a oscuras.

Miguel Ángel G. Yanes dijo...

Siempre es un placer la visita a tu blog.
Ha sido un ciudadano (desconocido para mí) creador de frases que, con letras de gran formato, expone en un panel visible para todos los conductores a la altura del km.32 de la Autopista Norte de Tenerife, el que lo ha definido de forma magistral:
"La soledad buscada es luz"

El viejo farero dijo...

Isabel, Huelquén, Miguel Ángel... muchas gracias, es una delicia tener visitas así.

Un abrazo.