14 de junio de 2012

Para compartirlo.

La de hoy ha sido una de esas noches en las que de repente te encuentras con una sonrisa en la boca. La responsable es Beatriz Salas que ha tenido a bien hacerme un precioso regalo que, como todas las cosas bonitas, quiero compartir con vosotros. Ella tiene un blog muy particular donde además de leer podemos oír lo que otras personas han escrito, y es que Beatriz, en este blog suyo, se dedica a poner voz a las letras de los demás. 

A mi me ha hecho doble ilusión porque el tema que ha elegido de este blog es "El café porteño de Susana Inés", y se que a mi amiga del otro lado del océano le va a hacer ilusión oírlo.   A vosotros, por si tenéis interés, os dejo el enlace. Merece la pena pasearse por el blog de Beatriz y oírla.  A ella, a Beatriz, ya es más complicado decirle algo en condiciones, y darle las gracias, por muchas que sean, se quedará corto a todas luces, así que a mi agradecimiento le añado un abrazo.




El viejo farero.

3 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola, vengo del blog de Beatriz Salas.
Te felicito por tus letras y tu bello blog. Me quedo en tu casa.
Tienes la mía con las puertas abiertas
Con ternura
Sor.Cecilia

Anónimo dijo...

Que bien suena esa voz que parece una enredadera que acaricie el texto, con sus pausas,con su tono, con su cadencia... un precioso regalo para algo que ya era bonito de por sí, pero que si cabe, escuchándolo, lo es aún más.

Un abrazo

María José

El viejo farero dijo...

SOR CECILIA: Ante todo bienvenida al faro, estás en tu casa.
La última vez que hablé con una monja fue visitando el Monasterio de la Encarnación, en Osuna, de eso hace ya al menos 15 años, así que ver como seguidora del blog a SOR Cecilia ha sido toda una SOR presa.
En ciertos temas tenemos ideas completamente opuestas, pero por encima de eso somos personas, y eso es lo que cuenta.
Un saludo desde Andalucía.

MARÍA JOSÉ: Bonita y original manera de definir la voz de Beatriz, y es cierto, es un precioso regalo.

Me gusta verte por el faro.

Un beso y un fuerte abrazo.