14 de octubre de 2012

Desde las linternas.

Una de las cosas interesantes de entrar a un faro es subir a la linterna, salir al balcón y ver las cosas desde un punto de vista totalmente original, un punto desde el que no todo el mundo puede ver el mar, un puerto, una playa...  No es tanto la altura de la torre como lo particular de la misma ya que no tienes ningún piso al lado, no hay más edificio que la porción de balcón en la que tú estás. A tu alrededor está el vacío.

En los faros a los que he entrado hasta ahora siempre he procurado hacer tres tipos de fotografías: de sus escaleras, de su óptica y del paisaje que desde allí arriba se ve. Hoy, como entiendo que subir a un faro no es algo muy frecuente, quiero compartir con vosotros estas fotografías para, en la medida de lo posible, compartir también la visión de las cosas desde lo alto de esas torres.



"Subí al faro de Trafalgar,
frente a mi gaviota en vuelo,
a mis pies la playa, el  mar...
¡Que pena no ser farero!




















14 comentarios:

La Abuela dijo...

Preciosas fotografías ..hacen que nos imaginemos en ellos:

"Subí al faro de Trafalgar,
frente a mi gaviota en vuelo,
a mis pies la playa, el mar...
¡Que pena no ser farero!.

gracias amigo farero por documentar tan bonito tus faros .

Mi abrazo solidario ,desde Tierras de Castilla

Susana Terrados dijo...

¡Que belleza de "miradas"! Es un placer que las compartas, te felicito. Un abrazo

Maruja dijo...

Unas bellas fotografías.
Feliz domingo.

Chesana dijo...

Preciosas las fotos Paco. Seguramente casi ninguno de nosotros podrá nunca subir hasta "allá arriba", pero tú has tenido esa suerte, porque suerte es ver esas panorámicas en vivo. Gracias por compartirlas.

Un abrazo, y mi alegría por el reencuentro.

El viejo farero dijo...

ABUELA: Se que no es lo mismo estar allí que ver las fotografías, pero mi intención es que quienes no han subido nunca a un faro se haga, aunque sea mínima, una idea de cómo es hacerlo.
Otro abrazo para ti desde el Sur.

SUSANA: Muchas gracias, creo que las cosas buenas hay que compartirlas, no podemos ser tan egoístas de guardárnoslas para nosotros solamente. Espero que con el tiempo sean muchas más las fotografías de este tipo que podamos compartir, de hecho, con una poquita de suerte dentro de unos días pueden haber nuevas fotos.
Otro abrazo para ti desde el Sur.

MARUJA: Gracias, me alegro que te gusten. Feliz semana para ti.

CHESANA: Es cierto, me considero un afortunado por haber podido disfrutar de esas vistas, por haber entrado a los faros, por haber charlado con los fareros... si ellos me han dejado que lo vea en vivo ¿cómo no voy yo a compartirlo aquí, en fotografías?

También yo me alegro de verte por estos lares.

Un abrazo desde el Sur.

Patty dijo...

Es más viejo Farero, nadie tenemos acceso a subrinos a uno, yo a pesar de que son mi pasión jamás he entrado a ninguno y el día que lo haga seré muy feliz ^^

Que fotos tan lindas, así se verá todo desde un faro verdad? ainssssssss

El viejo farero dijo...

Las fotografías apenas si reflejan lo que es estar allí arriba, entre otras cosas porque en ellas no se oye el mar, ni el viento, ni las gaviotas, pero es todo lo que os puedo ofrecer, salvo que alguien quiera una de estas fotografías a mayor resolución y se la mando.

Entrar a un faro no es fácil, peo tampoco es imposible, solamente se trata de saber a qué puerta hay que llamar y "vender la moto". Los faros dependen de las Autoridades Portuarias y los directores de los puertos son quienes en principio deben autorizar el acceso, es cuestión de enterarse a donde y a quien hay que escribir y hacerlo. Inténtalo, igual tienes suerte y uno de estos días ves el mar desde lo alto de un faro. Yo estoy promoviendo una asociación de amigos de los faros a nivel andaluz, a finales de año estará todo en regla. Ya veremos si somos capaces de conseguir algo.

Un saludo desde el faro.

Anónimo dijo...

Muy bonitas estas fotografías con "vista de pájaro", una suerte subir a ellos y poder ver lo que pocos pueden. Un abrazo extremeño

Lourdes dijo...

Desde Luego eres un privilejiado, aunque es tu tesón el que te allana el camino. Gracias por compartir tan bellísimas fotografias

Lourdes, yo.misma58

Huelquén dijo...

Cuando imaginaba estar en uno de esos edificios solitarios, batidos por las olas del invierno, con un perro como compañía en las noches de guardia, nunca pensé en abrir la puerta y salir al balcón, observar a mi alrededor y ver a mis vecinos.

Gracias amigo farero, por haber hecho realidad un viejo sueño.

Belén Menéndez Solar dijo...

Farerooooo ¡que ganas de ver el resultado de tu última experiencia por el sureste!. Felicidades, te lo mereces todo, amigo.

El viejo farero dijo...

HUELQUÉN: Algunas veces, querido amigo, la realidad supera a los sueños. Solamente tienes que leer la próxima entrada que deje para comprobarlo.

Un abrazo desde el Sur.

BELÉN: Muchas gracias asturiana. Aquí dejaré algunas de las fotografías hechas durante esa experiencia. Tendrán una resolución pequeña, pero si alguna te interesa me lo dices y te la mando a tamaño original.

Un beso desde el Sur.

Miguel Ángel G. Yanes dijo...

Al ver todas estas fotografías he caído en la cuenta de preguntarte si conoces los faros de las islas. Aquí, ahora les ha dado por hacerlos de diseño, lo que me tiene hablando solo, pues rompen claramente con las estructuras tradicionales. De hecho el más feo del mundo "y parte del extranjero" es el del Puerto de la Cruz; para mí una aberración estética y un verdadero despropósito.
Búscalo en la Red y verás.
Intenté adjuntarte una fotografía al comentario, pero al parecer no puede hacerse.
Un abrazo.

El viejo farero dijo...

De momento no conozco ningún faro de las islas, igual algún día... Aquí también hay algunos bastantes "originales" que dan pena verlos. De todos modos yo creo que los más sosos del mundo son los que se levantaron en la década de los 80 del siglo pasado, unas torres cilíndricas, de cemento, sin el menor encanto. Busca, por ejemplo, en Rota, el faro antiguo y el moderno. Yo buscaré este que me dices.

Un abrazo desde Andalucía.