23 de abril de 2009

Así te veo yo.

Hoy amplío esta sección con las letras de una amiga. Para mi tiene un nombre corto y precioso, para el blog tiene uno más largo, pero igual de bonito: Alejandría. El escrito en principio no tiene título, yo le he puesto este que habeis leído: Así te veo yo.
Haciendo un poco de ese Rinconete que todos llevamos dentro aprovecho la situación y te doy las gracias por dejar tus letras en este viejo faro y, sobre todo, por esas charlas y esos consejos con los que me demuestras tu cariño.

Así te veo yo:
Así te veo yo, recuperando tu imagen a través de la distancia: que no te cambie la servidumbre de lo cotidiano. No dejes que nada limite ese tu ser interior, tan digno de ser admirado y amado.Cuéntame cómo transcurren tus días, háblame de tus sueños y esperanzas, no dejes que se te ahoguen en la posible mezquindad del mundo.Vuélvete hacia ti mismo, escribe, acorázate en tus escritos, ordena tus papeles, profundiza más y más en tus sensaciones, ideas y sentimientos y no consientas en que la grisura de la vida, de esa vida, en la que tú puede que seas la única nota luminosa, radiante, te descorazone y amilane. Sé tú siempre y por encima de todo sin concesiones porque si empiezas a hacerlas, acabarás claudicando, haciéndolas todas y entonces habrás naufragado. Te habrás perdido a ti mismo diluido en los demás sin la consideración de tu desprendimiento, del desprendimiento de tu yo, que bien pudieras interpretar como generosidad, te produjese satisfacción alguna, porque a los seres que como a ti, Farero, se les ha dado el aroma de otros mundos, se les da también el veneno del descontento.

Alejandría.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Así te veo yo a través de otros, como en un juego de espejos donde todos nos miramos y somos otros y los mismos desde siempre.
Todos tienen algo de nosotros y nosotros un poco de ese alguien en esta hermandad universal de tratar infructuosamente de ser nosotros mismos.
Un saludo a esta anónima persona.