7 de mayo de 2009

Vacío.


Cada vez que regresaba a su calle, a pasar por delante de su ventana, sentía el mismo dolor en su alma. Necesitaba saber de ella, verla a escondidas, aunque supiese que después alguna vecina chismosa le contaría que él había paseado por su calle. Algunas veces se sentaba en la plaza, a esperar, a dejar correr el tiempo y, cuando ella paseaba de la mano de otro hombre, una mezcla de dolor y de odio a si mismo se formaba en su corazón. Se juraba no volver a buscarla, no volver a querer saber de quien, sin hacer nada, tanto daño le provocaba.

Alguna tarde he compartido una botella de vino con este buen amigo y lo he dejado que se desahogue, que me cuente cosas, que recuerde en voz alta o que me hable de sus penas, y hoy, mi buen amigo, ha vuelto a coincidir conmigo en el bar de María.

-Hacía ya mucho tiempo que no la veía farero, tú sabes, el miedo a verla con otro, a oírla hablar con otro, a imaginarla camino de una cita con otro… Esta tarde me he atrevido de nuevo y aquí me tienes, otra vez con la botella delante.

Y mi buen amigo me cuenta que la ha visto, que estaba tan guapa como siempre ha estado, que la vio hablando con otro hombre, tal vez un amigo, tal vez su nuevo amor… -¿Y sabes farero? Hoy estoy más triste que nunca, no me duele el corazón, como me pasaba antes, pero estoy triste, porque no he sentido ese dolor, ni esos celos… Es triste farero no sentirlo, se que suena a locos, pero es la realidad.

Me imagino por un instante a María de la mano de otro hombre y yo sin sentir nada, y comprendo la tristeza de mi amigo, la inmensa tristeza que le provoca ese vacío que ahora hay en su pecho.

-No me ha dolido verla con otro, farero, no me ha dolido, ya no me duele lo que diga, ni lo que haga… Los sentimientos han dejado de ser sentimientos y se han convertido en recuerdos, farero, y eso es triste, muy triste.

Y mi amigo pone un poco más de vino en su vaso vacío, y mira el mío y lo ve casi lleno, y me habla de buscar un poema que leyó un día, un poema que hablaba de un hombre que tenía una espina clavada en el corazón, y logró arrancarla un día y…

11 comentarios:

TriniReina dijo...

Y, si se quita esa espina, se va a llenar axaso el vacío? Me temo que no...

Creo que el amor eterno es aquél que sólo sintió uno.

Saludos

Sakkarah dijo...

Es triste, pero sucede...Y eso es bueno, el olvido total. Si algo no se ha de tener, mejor el olvido que deja vivir otros momentos, que aunque distintos, no tienen por que ser menos bellos.

Muchos besos.

SHOBOGENZO dijo...

Hola tierno farero, pensando en la historia de tu amigo, he reflexionado sobre esos amores que acaban y esos vacíos que abren agujeros en el alma. Y fíjate, que me da que por eso se abren, para que se aposenten otros nuevos, quizás mejores, o no... Eso depende básicamente de un amigo conocido, el tiempo, y otro amigo al que no tratamos muy bien, la autoestima...

Si por casualidad, algún día te encuentras con él en el bar de María, recuérdale lo que te dijo una forastera que llegó casualmente aquel sábado a tu faro: vendrá el día en que el agujero se complete y otras dos amigas gemelas se presenten: la ilusión y la esperanza...

Besos y abrazos, tiernos y completos

SHOBOGENZO dijo...

Con tu permiso, farero, hoy te tomo prestada esa preciosa música...

Último beso

Anónimo dijo...

“La tristeza es el más inútil de los sentimientos”

Los demás nos impulsan a reaccionar, aunque no todas las reacciones sean buenas. La tristeza, en cambio, solo invita a la rendición y al sufrimiento, que a su vez, genera mas tristeza.

El dolor, como el enamoramiento, no es perenne, tienen una función y son preámbulos. Te indica que sientes, que estas vivo y que tienes una herida. La herida cicatriza y la cicatriz sirve como “recuerdo”, pero no duele y lo importante es que ese recuerdo sea algo bello, a pesar del dolor, ya que formará parte de tu propia historia.

En un alarde de imprudencia, yo opinaría que tu amigo se siente triste por comprobar a dónde le llevó su cobardía, a no luchar por lo que quería y a comprobar que nada es gratis en la vida.


Besitos

She

Anónimo dijo...

Mistica piensa que sentimiento mas triste que el vacio no existe ninguno.
Hay que "aprender" a desprenderse de todo, reconocer siempre los sentimientos propios y de los demás; cierto es,Farero, que el desamor duele, pero el vacio mata.

¿Sabes porque me gusta leer Farero?
Porque la imagen y la música y la escena la pongo yo.
Un Beso


¿Sabes proq

El viejo farero dijo...

Ante todo quiero disculparme por la tardanza en responder, pero el ordenador se puso malito, después entró en coma y al final se murió y el nuevo ha tardado unos días en estar funcionando.

TRINI REINA: Dicen que si se quita la espina dejará de sentir el corazón, pero yo creo que no, que simplemente dejará de sentir el dolor que le produce, el vacío, si acaso, se llena con otro amor.
Un beso, y a ver si me paso por tu blog, te debo visitas.

SAKKARAH: Pués sí, hay cosas que lo mejor que hacemos es olvidar definitivamente y dejar sitio a nuevas vivencias. Un beso para ti madrileña preferida... ó dos.


SHOBOGENZO: Me gustan esas amigas de las que hablas, y en cuento coincida con mi amigo le transmitiré tus palabras,y antes de que él me lo diga ya te doy yo las gracias en su nombre por tus palabras. Venga, te presto la música.
Un beso.

SHE: Nunca me había planteado asi lo de la tristeza, pero bien mirado tienes razón, igual que la tienes cuando dices que nada es gratis en la vida.
Un beso... y bienvenida al faro.

MISTICA: Hay vacíos que, como alguien ha dicho, se hacen para llenarlos con sentimientos nuevos.
Espero que el hecho de acompañar a mis letras de imagen y música no te quite las ganas de seguir leyéndome.
Un beso, y bienvenida.

Incrédula dijo...

Vaya, ¡me alegro de tu vuelta! Ya nos tenías un poco asustados con tu ausencia, farero.

Saludos.

PD: Te acompaño en el sentimiento por el fallecimiento de tu antiguo PC (snifff), aunque supongo que la alegría que te da el nuevo ordenador con sus mejores prestaciones y, sobre todo, con su supersónica velocidad (jajaja), es superior a la pérdida. Metafóricamente, algo similar a tu escrito: sentiste un vacío que pronto has cubierto con otro PC que te da más satisfacciones y te hace olvidar su muerte, igual le pasará a tu amigo: llegará un nuevo amor que llenará su vida por completo haciéndole olvidar antiguos desamores.

El viejo farero dijo...

Interesante comparación la que haces, aunque ordenadores y amores sean cosas extremadamente diferentes lo cierto es que el pasado es pasado.
Me alegra verte de visita en el faro, a ver cuando te veo abriendo un blog de nuevo.
Un beso.

Moisé dijo...

gracias por escribirlo, necesitaba leer algo así.

El farero dijo...

No se si es bueno o malo sentirse identificado con algo asi, sea como sea aqui lo tienes. Un saludo, y bienvenido a este faro.