27 de enero de 2010

Prioridades.

Decía José Sacristán en la película "la vaquilla" una frase que después hizo suya y que repetía de vez en cuando: Lo primero es antes. Era una manera de decir que las cosas tienen un orden de prioridades, que hay cosas urgentes y otras que no lo son, cosas que nos importan mucho y otras que nos importan menos, cosas que queremos o tenemos que hacer ya y otras que ya veremos cuando las hacemos.

Algunas veces ese orden viene impuesto por razones que nosotros no controlamos y en esos casos poco tenemos que decir, pero otras veces el orden lo decidimos nosotros, y decidimos qué hacemos antes y que dejamos para después. Si tienes que llamar a 3 amigos y no hay circunstancia que te imponga nada eres tú quien decide a quien llamar primero, a quien dejar para el final. Cuando sabemos que en ese orden de prioridades alguien nos ha dejado para el final y que antes que de nosotros se ha acordado de leer el periódico, de visitar a un vecino, de salir a tomar un café... entonces suceden dos cosas: La primera es sentirnos dolidos, la segunda es ver lo que representamos para esa persona. Al final es como tantas veces: un precio a pagar por seguir aprendiendo. Aunque algunos no aprendemos nunca.









6 comentarios:

Chesana dijo...

Muy cierto lo que dices, y es difícil, muy difícil entender que el ser importante no siempre tiene la misma intensidad de reciprocidad. Lo normal es que luego, cuando tenemos la oportunidad, nos dejemos llevar por "aquel momento" en que nos sentimos relegados.

Un abrazo.

Mar dijo...

Si aprendieramos a respetarnos nadie se sentiria dolido cuando tomamos una decision por prioridades, no podemos hacerlo todo a la vez porque no tenemos que olvidar que somos humanos, no te sientas mal por tener que tomar decisiones "Eres el unico dueño de tu vida" y como decia mi abuela la gente esta depaso y en los pequeños detalles es donde se ve quienes son AMIGOS y quienes no.

Besitosssssssssssssss

TriniReina dijo...

Totalmente de acuerdo.

Sigamos con las clases en el aula de la vida.

Abrazos

osane dijo...

Estimado Farero últimamente me planteo mucho cuestiones como la que hoy expones. Me pregunto que puesto ocupo o debo ocupar en la vida de los demás y los demás en la mía. En alguna ocasión decido dejar de pensar y analizar estas cuestiones, porque si echara mano de la forma de razonar que me enseñaron en mi casa probablemente cambiaría mucho mi relación con algunas personas, así que decido no pensar demasiado, solo en aquellos casos que realmente son muy importantes para mi y eso si que tiene grandes consecuencias.
Hay que ver, se pone una a pasear por los foros y casi ve reflejados sus pensamientos y sentimientos en lo que lee de personas que ni siquiera conoce.
Una buena reflexión Farero.
Que "odido" es pensar mas de la cuenta. Un beso.

El viejo farero dijo...

CHESANA: Supongo que hay muchas cosas que no comprendemos pero que sin duda tienen su razón de ser, las personas somos complicadas y siempre hay algo en cada uno de nosotros que los demás desconocen y no comprenden, distintas maneras de entender un mismo tema, pero bueno... todos estamos a intervalos en un sitio y otro de esta historia.
Un beso.

MAR: Es cierto que no podemos hacer todas las cosas a la vez, si pudiéramos sería ideal, nadie se molestaría por nada en ese sentido, pero no es así, y hacemos unas cosas antes que otras, y ahí, en ese orden, es donde comienza esta historia.
Otro beso para ti.

TRINI: Pues sí, seguiremos con las clases, menos mal que aquí no se pagan tasas de examen como en Tráfico, si no además de doloroso sería una ruina.
Un beso paisana.

OSANE: Dicen que para ser feliz hacen falta dos cosas: Ser un poco tonto y tener mala memoria. Habrá que pensar menos y olvidar más.

Un beso.

Anónimo dijo...

Buenas noches,Farero,acabo de leer este escrito tuyo.
Me viene a la cabeza otra película, cuya frase mas importante ha quedado en el recuerdo de muchos.

Amor es no tener que decir nunca lo siento.

Besos.