27 de agosto de 2010

BREVE ACLARACIÓN.

Es posible que para algunas personas ( sobre todo si no residen en España) la entrada anterior tenga poco sentido, asi que he creído conveniente explicar un poco qué es cada fotografía. La primera, la del lado izquierdo, es de una fiesta que se celebra en Buñol, un pueblo valenciano. La fiesta se llama "la tomatina" y consiste en lanzarse unos a otros 100.000 kilos de tomates. una vez terminada los 100.000 kilos de tomate se tiran a la basura. La segunda imagen hace referencia al hambre, y de manera especial a los críos que mueren por ella. Sobre este tema podía haber puesto miles de fotografías, pero ésta es una de las más "suaves". A partir de ahí... silencio, y que cada cual saque sus conclusiones.

Por cierto, el título de "silencio" no implica ni mucho menos restricciones para que dejéis vuestros comentarios.

El viejo farero.

2 comentarios:

Isabel dijo...

Sí...;en demasiadas ocasiones me planteo las mismas dudas que tú.¿Somos tan humanos como pensamos...?Yo lo pongo en duda.
Me temo que mientras exista "hambre" de otras cosas es demasiado fácil olvidar estas otras...
Es como la enfermedad,si no la sufres en tus carnes o en tu cercania no te afecta.Como he escrito en alguna de mis entradas:"Ni humanos todos ni santos otros".
En fin, lo bueno o lo malo es que depende de todos nosotros cambiar esta realidad.
Me alegra volver a pasar por aquí.Un abrazo,farero.:-)

El viejo farero dijo...

... Y a mi me alegra tu presencia. Un beso desde el faro.