26 de agosto de 2010

El faro y el farero.


No, ni ese faro es mi faro ni ese hombre es éste viejo farero. Mi faro y yo solamente existimos aqui, en cambio los de la fotografía son reales. Es el faro que sirve de cabecera a este blog, un faro portugués, el primero al que subí y conocí por dentro: el del cabo San Vicente.

Tiene una linterna inmensa, gigantesca. Si os fijáis veréis que prácticamente dobla en altura al farero. Los mecanismos de muchos faros giran continuamente, tanto de noche como de día; lo hacen para evitar que el sol los queme al pasar a través de sus lentes que hacen de lupa. Otros, como éste del cabo San Vicente, tienen una célula sensible a la luz que los pone en funcionamiento de manera automática cuando empieza a oscurecer por lo que durante el día necesitan cubrirlos con una cortina que evite que la luz del sol llegue a los cristales interiores.

El farero del cabo de San Vicente, poco antes de que se ponga el sol sube al faro y descorre la cortina. Decenas de personas se reúnen allí para ver la puesta de sol; yo también estaba aquella tarde, pero mi objetivo no estaba detrás del horizonte, estaba en el faro. Y es que no es frecuente ver al farero formando parte del faro.


El viejo farero.

7 comentarios:

TriniReina dijo...

...Sin embargo, tú lo esperaste y lo viste y lo plasmaste y apuesto lo que sea a que sentiste, de alguna manera, él mismo.

Abrazos

El viejo farero dijo...

La verdad es que tengo la manía de mirar las cosas que como norma no se miran, aunque aqui jugaba con ventaja: el faro estaba tapado con esas cortinas, sólo era cuestión de tiempo que el farero las descorriese; las demás personas vieron lo que fueron a ver: la puesta de sol. Yo había estado allí mismo, donde está ese hombre en la foto, recuerdo la impresión que causa ver asi de cerca algo tan grande. Inolvidable.

Un beso.

Mar__ dijo...

No creo que pueda llegar a verlo nunca tan de cerca,gracias.

Genial la fotografia.

Besos

El viejo farero dijo...

Nunca se sabe, igual un buen día estás allí y en lugar de mirar la puesta de sol tus ojos buscan al farero en lo alto del faro. De todos modos tenemos un pequeño consuelo: regalarte la fotografía.

Un beso.

Común dijo...

Te deje un regalito y te tome prestada tu foto aquí.....
http://solamente-fotos.blogspot.com/2010/09/faro-mar-clavel.html

Un abrazo de oso.

martin dijo...

increible!! les cuento q me apasiona los faros.ahora justamente estoy haciendo algunos de ellos,por que les cuento q hago maquetas tambien hago faros,molinos y lo principal: castillos...bueno los felicito y quiciera saber como se llama el tema y el autor de la musica que escucho de fondo? bueno un abraso grande

El viejo farero dijo...

A mi también me encantan los faros, no sé hacerlos ( que más quisiera yo) pero los colecciono. ¿Sería posible ver alguna foto de alguno de los que haces?

La música que hay de fondo es la banda sonora de la película "La lista de Schindler". Es obra del compositor estadounidense John Williams que entre otras, también puso música a películas como Encuentros en la 3ª fase, Tiburón, Supermán, E.T. o Parque Jurásico.

En You Tube hay varios vídeos con esta música, aqui te dejo un enlace al que yo tengo puesto en el blog.

http://www.youtube.com/watch?v=hBY4pKP4oBo&feature=related

Un saludo.