21 de noviembre de 2010

Pastillas contra el dolor ajeno.



Puede sonar a broma, pero es una idea tan seria como prometedora.   En el enlace que os dejo  lo explican perfectamente, pero si andáis mal de tiempo os cuento que se trata de unas cajas que contienen 6 caramelos de menta y cuestan un euro y sólo se venden en farmacias. A nosotros no nos quitan ningún dolor del cuerpo, pero ayudamos a que a otras personas que no tienen acceso a los medicamentos les alivie algo. Tú te las tomas y a otra persona le ayuda a vivir. Genial ¿no? 

A quienes tenéis blogs os pido que pongáis, si os parece bien, un enlace a la página, o que comentéis algo sobre el tema. No cuesta nada y corremos la voz.





El viejo farero.

5 comentarios:

Nela dijo...

Es una iniciativa genial y barata
Besos
Nela

Artemisa dijo...

Preciosísima iniciativa.

Un abrazo farero.

Artemisa dijo...

Preciosísima iniciativa.

Un abrazo farero.

Maat dijo...

Hola, Viejo Farero.

¿Sabes? siento verdadera vergüenza cuando compruebo que todavía viven personas, en el siglo que estamos, en tan pésimas condiciones. Nosotros, los de a pie, podemos hacer bien poco. Pero muchos pocos, llegan a ser un mucho.

Yo también he puesto esta entrada en mi blog. Espero que sean muchos más los que se animen a colaborar en el proyecto que los que me han dejado comentario. Así lo deseo.

Un abrazo.

Maat

Sakkarah dijo...

Es una buena manera de ayudar...

Un montón de besos.