28 de diciembre de 2011

Tan cotidiano como poco visto.

Hoy os quiero dejar un enlace a un nuevo vídeo que he subido a Youtube.  Si el anterior fue de cosas tan grandes y evidentes como algunos faros españoles éste es de algo muchísimo más frecuente y fácil de ver... pero igualmente muchísimo más difícil de ver. Si, ya se que suena a contradicción, pero es que la vida, muchas veces, es eso: una pura contradicción


http://www.youtube.com/watch?v=aS-fsRf2UaA&list=HL1325068424&feature=mh_lolz

Saludos desde el faro.

7 comentarios:

EBELIN dijo...

me gusto pasar por tu blog, me hablo de el una amiga en común y tenia razón es precioso, te sigo desde entonces.

Lourdes dijo...

Feliz año 2012 amigo, es una curiosidad para mi grande, desde pequeña rayaba en mi mano con el bolígrafo con la intención de ver o sentir como rodaba la bolita en mi mano.

Un beso.
Lourdes

El viejo farero dijo...

Me alegro de tener esa amiga en común EBELIN. Ahora que sé que entras bienvenida al faro.
Un saludo desde el Sur.

LOURDES: A mi siempre me gustó saber cómo funcionan las cosas, más de un juguete pasó a mejor vida averiguando su funcionamiento. Si este breve vídeo te ha gustado yo me alegro.

Un beso... y feliz 2012.

María Rosa dijo...

Sencillo y a la vez hermoso vídeo. La mayoría de las veces, la belleza está contenida en lo sencillo. En la levedad de las cosas, de los objetos, de las personas. He encontrado tu blog por casualidad. Es precioso. Feliz Año Nuevo, viejo farero. Andaluz como yo. Un grato saludo desde Córdoba.

El viejo farero dijo...

Completamente de acuerdo contigo en eso de lo sencillo.

Bienvenida al faro, paisana, espero que ésta sea la primera de una serie larga de visitas.

Un saludo desde un poquito más al Sur.

galerna dijo...

Me gustó aprender como funciona,nunca me paré a pensar en ello,la verdad,y mira que me gusta saber de todo.
Ebelin me alegro que hayas entrado,soy la amiga en común.
Un beso a tí y al Farero.

El viejo farero dijo...

Toda una suerte tener amigas como tú.
Muchas veces tenemos a nuestro lado cosas que miramos pero que, por cotidianas, no nos paramos a verlas. Otras veces la razón de no verlas es la velocidad a la que suceden. Tanto a unas como a otras me gusta hacerles fotos (intentarlo al menos) y de vez en cuando tengo la suerte de captar ese momento, esa centésima de segundo en la que ocurre. Como en la fotografía de la próxima entrada.

Un beso desde el Sur.