6 de enero de 2012

Media centésima de segundo.

Muchas veces las prisas con las que vivimos nos impiden ver ciertas cosas. Otras, en cambio, es la velocidad a la que suceden la que no nos permite verlas. 

Una de las cosas interesantes de la fotografía es la capacidad de "detener el tiempo", de captar una milésima de segundo y permitirnos ver algo que, a simple vista, es sencillamente imposible de ver. 

Esta fotografía, por ejemplo, es de una gota de agua. No está cayendo al recipiente, ya ha caído.  Debido al impacto sobre la superficie la gota ha formado unas mínimas olas y un leve vacío. También ha rebotado hacia arriba formando esa especie de estalagmita en la que podemos ver reflejado el cielo, el sol...  Esto sucede en media centésima de segundo. Imposible de ver a simple vista. 


Hay miles de cosas preciosas, interesantes... que nos perdemos: Unas veces porque suceden muy deprisa, otras porque son demasiado cotidianas.  Tal vez disfrutásemos más de la vida si valorásemos más las cosas sencillas, ¿ no creéis?  






El viejo farero.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una imagen sorprendente, sin ver la fotografía nunca hubiera imaginado que una gota de agua pudiera "resurgir" del agua en esa forma, y es que me recuerda mucho a una pieza de vidrio soplado con ese maravilloso efecto espejo que no me canso de mirar. Enhorabuena, esto es una joya.

Un abrazo

María José

simply blue dijo...

Feliz Año amigo farero. Muy bonita fotografía. Efectivamente, miramos rápido y poco sin observar muchas veces, sin detenernos, y perdemos cosas sencillas y extraordinarias. Pero cuando lo hacemos, ese placer es maravilloso, es de las cosas que más llenan y las que te hacen un poquito más feliz.

un beso desde mi faro.

El viejo farero dijo...

Muchas gracias María José. Como decía en el texto de la entrada la fotografía alunas veces nos permite ver cosas que, de otra manera, sería imposible ver. Este año he decidido dedicar parte del tiempo libre a practicar este tipo de fotografía: macro. Siempre me ha gustado hacer fotos a cosas pequeñas, cosas que nos rodean y que no solemos ver y el tema de la fotografía macro es un campo alucinante para probar e investigar. Ya irás viendo los"descubrimientos" que vaya haciendo.

Un beso y un abrazo.

Cierto: de la misma manera que podemos ver paisajes maravillosos sin tener que irnos al extranjero podemos cosas sencillas y preciosas en el mundo que nos rodea en nuestro propio entorno, tal vez sea solamente cuestión de mirar, de valorar más lo que tenemos cerca.

Un beso desde mi faro.

galerna dijo...

Siempre he pensado que para hacer fotografias que merezcan la pena hay que tener un dón.
No es igual hacer una foto de un paisaje normal que "saber" en qué momento esa gota que tú has fotografiado va ha hacer ese efecto optico tan bonito
Enhorabuena y un beso

El viejo farero dijo...

En esto de la fotografía, como en casi todo en la vida hace falta un poquito de suerte. Me gusta este tipo de fotos pero no creas que sale así a la primera: hay que saber qué quieres conseguir, tirar unas cuantas y tener la suerte de que una de ellas recoja el momento clave.
Me quedo con tu felicitación y con el beso.
Otro para ti desde el Sur.